ASESORAMIENTO

Qué es el Counselling

 

Counselling. Se origina en el contexto de la psicología humanista en la década de los 60 y surge del convencimiento del psicoterapeuta Carl Rogers de que una relación empática y de consideración positiva del otro es terapéutica. En 1987 la OMS recomendó el Counselling como un método óptimo para el apoyo y la prevención de situaciones de crisis. Consiste en un abordaje psicoterapéutico ante la presencia de crisis existenciales o encrucijadas vitales en el que se establece una relación de ayuda terapéutica a través del acompañamiento y asesoramiento en la exploración y autoconocimiento del problema (“Darse Cuenta” o toma de conciencia), afrontamiento proactivo, aprovechamiento de los propios recursos internos, resolución de conflicto, toma de decisiones, siempre desde el respeto del propio marco cultural, valores, creencias e ideologías de la persona que consulta. Cada persona en el counselling expone sus procesos internos (pensamientos, sensaciones corporales, emociones, acciones) más allá de lo conceptual y explora la forma en que los recursos están disponibles o no, para ser la persona que desea ser. No sólo representa un proceso para resolver problemas existenciales, sino además un camino de autodescubrimiento y crecimiento personal.

Cuestiones a tratar a través del counselling pueden ser los cambios vitales o acontecimientos del desarrollo que impactan sobre el estado psicológico debido a la presencia de cambios drásticos en la dinámica de vida o la inferencia negativa que causan en la calidad de vida. Básicamente representan un proceso de afrontamiento en el que el counselling además de acompañamiento terapéutico ofrece asesoramiento y orientación con enfoque adaptativo en la resolución de conflictos, negociación y toma de decisiones necesarias para la superación de dichos acontecimientos o conflictos existenciales. 

Por el contrario no es un abordaje psicoterapéutico indicado en casos con patología psicológica severa, en los que se requiere tratamientos psicológicos con enfoques más directivos y estructurados. 

El asesoramiento psicológico ha demostrado excelentes resultados en el afrontamiento de enfermedades, manejo del estrés y ansiedad, conflictos interpersonales, reacciones de shock y bloqueo emocional, desajustes de autoestima, miedos irracionales, procesos de duelo, procesos de fase final de vida, codependencia, maternidad/paternidad, etc. 

El marco terapéutico en el que se desarrolla esta intervención garantiza:

Confidencialidad
Respeto  
Empatía
Aceptación
Compromiso
Orientación hacia el autoapoyo y la autodependencia
Orientación hacia la autoactualización (ser la mejor versión de uno mismo)

El asesoramiento psicológico/counselling ante dificultades existenciales previene, además, la aparición o desarrollo de psicotapotologías más graves como pueden ser trastornos de ansiedad, fobias, depresión, trastornos de la personalidad, entre otros. 

 

Conoce otros servicios:

PREVENCIÓN
ASESORAMIENTO
INTERVENCIÓN
TERAPIA ONLINE