COACHING VS PSICOTERAPIA

¿Coaching o Psicoterapia?

Es fundamental conocer las diferencias que existen entre ambos procesos a la hora de consultar, y tener claro cuál es el más adecuado para responder a nuestra demanda o problemática. La principal y más esencial característica del coaching radica en potenciar y entrenar habilidades personales para la consecución de metas y logros elevados. Está indicado para aquellas personas que gocen de funcionalidad psicológica y deseen alcanzar objetivos más altos en su desarrollo personal. La Psicoterapia se fundamenta en una relación de ayuda clínico-terapéutica en la que se atienden problemáticas que afectan al óptimo funcionamiento psicológico y la salud mental. Veamos una comparativa del coaching y la psicoterapia para detallar sus diferencias.

 

COACHING

PSICOTERAPIA

Está de moda Es tabú y cargada de prejucios
Centrado en el presente y soluciones
Centrada en el problema, análisis del desarrollo histórico
Orientado a la acción  Orientada al autoconocimiento y la aceptación (reflexión)
Técnicas no terapéuticas Técnicas puramente terapéuticas
 Formación limitada a nivel clínico  Formación amplia y extensa
Proceso breve o menor duración  Proceso complejo de mayor duración de tiempo
Adopta herramientas de la psicología humanista Amplia trayectoria histórica en el entrenamiento de habilidades personales
Dirigido a población sana Indicada en población con patología mental y sana (desarrollo perosonal)
Relación de ayuda profesional Relación de ayuda psicoterapéutica
Cambios externos Cambios internos
Puede pecar de idealista "todo se puede" Enfoque realista basado en la aceptación de lo que no podemos cambiar "no podemos controlar todo"



 

El coaching tiene aplicaciones en el contexto laboral, personal/motivacional, académico y deportivo, sin llegar a ser una alternativa a la psicoterapia en términos clínicos.
En psicoterapia la relación terapéutica la mueve la actitud del terapeuta quien transfiere a la persona que consulta la honda experiencia del recorrido de un desarrollo personal propio, haciendo cobrar vida a la propia técnica, personalizando ésta en el proceso terapéutico, quedando la técnica al servicio del “buen hacer” del psicoterapeuta y la adhesión terapéutica de la persona que hace terapia. Implica un compromiso mutuo que requiere de trabajo en equipo para alcanzar los resultados esperados.                             

Otros términos utilizados actualmente en la relación de ayuda profesional son el asesoramiento, mentoring, counselling y orientación. En resumen, para cada término se le puede atribuir la siguiente definición 

• Coaching: entrenamiento de habilidades 

• Psicoterapia: atención a la salud mental

• Asesoramiento: transferencia de conocimiento

• Mentoring: tutorización

• Counselling: acompañamiento terapéutico

• Orientación: guía

Ya que el coaching está tan de moda quizás sea el término que necesite mayor aclaración. Concluyendo, las diferencias esenciales entre coaching y psicoterapia son:

El coaching está orientado a la mejora del desempeño personal y profesional con el fin de alentar un mayor desarrollo del propio potencial. El coaching está enfocado a guiar o entrenar a personas que no tienen un problema de salud mental, mientras que la psicoterapia se centra en resolver problemas de naturaleza psicológica.

El coaching trabaja con clientes (el coachee) que buscan mejorar su desempeño y potencial en un área concreta (ejecutivo, educativo, deportivo, personal…) y en la psicoterapia los clientes son a su vez pacientes con una patología, la cual es la que le impide desarrollar sus habilidades personales y su desarrollo personal.

En el coaching es el cliente el responsable en desarrollar sus competencias. En psicoterapia, el psicoterapeuta inicialmente desarrolla las competencias necesarias junto con el paciente para lograr el objetivo.

En el coaching, es el cliente el que propone las metas y el que alcanza los objetivos por sus propios méritos. En la psicoterapia la intervención está más guiada y es el psicoterapeuta el que establece los objetivos e intenta que el paciente los alcance con su ayuda.
Eso sí, ambos términos comparten parte de los objetivos finales, conceptos e incluso herramientas.

No olvides que la psicología es una ciencia aplicada a multitud de ámbitos. Recuerda además, que la psicología y por tanto el psicólogo es el especialista en comportamiento humano, que podrá estar especializado y mejor capacitado para elegir cada una de estas herramientas en función de las necesidades de la persona que consulta para contribuir a su mejora. Los psicólogos pueden ayudarte en diversas facetas, existen psicólogos del deporte, educativos, clínicos,  de las organizaciones y el trabajo, psicólogos orientadores (educativos, profesionales, vocacionales, laborales, familiares), psicólogos especialistas en marketing y publicidad, psicólogos sanitarios, psicólogos clínicos, psicólogos especialistas en coaching, psicólogos expertos en counselling, psicólogos sociales y de intervención social, especialistas en habilidades sociales, especialistas en inteligencia emocional, psicólogos forenses, penitenciarios, mediadores, peritos y un largo etcétera más.

Esta mención es muy relevante para seguir luchando contra el encasillamiento de la figura del psicólogo. Ir al psicólogo no tiene porqué implicar un problema mental. No le tengas miedo, ni sientas vergüenza por asistir a un psicólogo y empieza a entrenar tu mente.

"La psicoterapia es un arte que exige del terapeuta trabajo personal, conocimiento, ética y hablilidad, con grandes dosis de humildad" M.J.Viera